Antología de poetas suicidas (Antología)(Reseña).

20140117-092955.jpg

“La POESÍA es uno de los muchos caminos por los que un hombre arriesga su vida”, nos dice nuestro antólogo José Luis Gallero. La peligrosidad de este noble oficio sirve como excusa para la compilación horizontal por parte de la Editorial Árdora.

Se recogen poemas desde la época romántica, comenzando por Thomas Chatterton, 1770 (cuyo envenenamiento inicia el suicidio en la época moderna) hasta la actualidad, Anne Sexton, 1972 o Beppe Salvia, 1985. Algunos muy conocidos como Rigaut, Maiakowski, Pavesse, Plath, Pizarnik o Paul Celan, muchos ellos desconocidos, lo que hace que esta antología que la conforman 54 poetas sea una buena manera de acercarse a ellos.

La idea del suicidio -explica Lili Brik- era para Maiakowski como una enfermedad crónica, que empeoraba cuando las condiciones ambientales era adversas. Éste, a su vez, sostenía que el poeta era un maestro de la vida. En un poema dedicado a la memoria de su amigo Sergei Esenin, también suicida, nos dice: En esta vida morir no es difícil, mucho más difícil es hacer la vida.

A cada poeta le precede una breve reseña biográfica que narra sus últimos momentos, así como un puñado de poemas.

Un gran homenaje a un arquetipo.

YO PREGUNTO (Alfonso Costafreda).

Ha muerto mi padre.
Se repite su ausencia cada día
en el hogar vacío.

Yo pregunto,
y además de la ausencia y además
de perder los caminos de esta tierra,
¿qué es la muerte?

Yo te pregunto, padre, ¿qué es la muerte?
¿Has hallado la paz que merecías?
¿Encontraste cobijo en nuestra casa
o vas errante, y sufres bajo el frío
del invierno más grande, del total
desamor?

Yo te pregunto, padre, si son algo
los muertos, o si la muerte es sólo
una inmensa palabra que comprende
todo lo que no existe.

EL BESO (Anne Sexton).

Mi boca estalla como un corte.
Torcido, este año que te tengo, tediosas
noches, nada, a no ser codos rasposos
y delicadas cajas de Kleenex llamándome llorona,
llorona, ¡bobota!

Antes de hoy mi cuerpo era inservible.
Ahora se rasga por sus esquinas cuadradas.
Se rasgan las viejas ropas de Mary, hilo a hilo
y se mira -Ahora se llenan de chisporroteos de esas clavijas eléctricas.
¡Tchis!¡Una resurrección!

Una vez hubo una barca, leñosa
y sin faena, ni gota de agua salada por debajo
y a falta de una mano de pintura. No era más
que un montón de tablones. Pero la izaste, la aparejaste.
Fue elegida.

Mis nervios se desatan. Los oigo sonar
como instrumentos musicales. Donde hubo silencio
los tambores, las cuerdas tocan sin remisión. Tú lo hiciste.
Puro genio del trabajo. Querido, el compositor ha jugado
con fuego.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escritores, Katakrak, Libros, Literatura, Poética, Poesía, Poetas, Reseñas y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Antología de poetas suicidas (Antología)(Reseña).

  1. Thomas Chatterton (Bristol, 20 de noviembre de 1752 – Londres, 24 de agosto de 1770) fue un poeta del prerromanticismo inglés.

  2. Alejandra Pizarnik (Avellaneda, 29 de abril de 1936 – Ibíd., 25 de septiembre de 1972) fue una destacada poetisa argentina.El 25 de septiembre de 1972, a los 36 años, se quitó la vida ingiriendo 50 pastillas de un barbitúrico (Seconal) durante un fin de semana en el que había salido con permiso del hospital psiquiátrico de Buenos Aires, donde se hallaba internada a consecuencia de su cuadro depresivo y tras dos intentos de suicidio.

  3. Y ¿encuentras algo en común entre ellos? ¿Su poesía es más angustiosa que la media, se podía rastrear el desenlace a partir de sus poemas o la clasificación es meramente coyuntural? Creo que ahí está la clave, al margen de las consideraciones comerciales que pueden haber guiado al editor.

    • Supongo que para responder a esas cuestiones hace falta más estudio que lo que dan tres o cuatro poemas por autor. Lo que si se percibe es una angustia constante, en las breves biografías que se nos enseñan.

  4. Shira Shaman dijo:

    Una gran sensibilidad ha hecho desbordar rios de tinta…
    Me parece muy interesante esta sugerencia, El Beso de Anne Sexton me ha gustado mucho, es increible como en algunas poesias parace que el poeta hubiera adivinado nuestra emoción plasmandola con sus palabras, esos espejos siempre me asombran. Gracias, Un fuerte abrazo

  5. Un libro muy interesante que habrá que leer. Gracias. Al que le “atraiga” el tema le recomiendo la lectura de un texto de gran belleza: “Kleist o la muerte de un poeta”, recreación de Michel Tournier del suicidio compartido de Kleist con su amante Heinriette Vogel (recogido en el libro de Atalanta, El terremoto de Chile, 2008).

  6. Qué poeta Costafreda. Tan singular, tan fuera de todo… Escribió también esta maravilla: “Estas noches de lluvia las oigo en los cristales, / estas noches de viento y no puedo moverme./ A la puerta del miedo vigila el celador, / prisionero infantil, no se desencadene.” Y otra mente privilegiada, fascinante, pero por desgracia también suicida: Pe Cas Cor (Pedro Casariego Córdoba: http://www.pedrocasariego.com/) Ingresar en su mundo es meterse en un precioso agujero sin fin. Él parece que lo encontró, aunque nos ilumine con su arte…

    Gracias por traerlos acá, un abrazo!

    • Maravillosos versos. La antología también hace mención a Pedro Casariego en el prólogo aunque no recoja sus poemas. Gracias por tu aportación y por facilitarme el enlace para leer a Pedro, de quien siempre recuerdo buenas críticas.

  7. corvett05 dijo:

    Tu blog es demasiado genial ¡ me gusta¡ tengo para leer ,recordar, aprender , personalmente , (y creo que como muchos) me atraía mucho en mi juventud de pollito aventurero, los autores que escribían con un cuchillo sobre la piel, suicidas y autodestructivos, porque desnudaban y me señalaban el zurco donde guiar por momentos mi angustia y toda la energía desbordante. Me encantaba Pizarnik , la vida de Teresa Wilms Montt (aparte de que era bella hasta el punto de que estaba enamorado :p ) ; bueno, pasan los años y ahora Pizarnik me causa sentimientos encontrados, era demasiado deprimente y mientras veìa el documental de su vida pensaba ( ¿còmo pudo gustarme tanto ? ) interesante blog, esta para platicarlo toda la noche. Saludos.

  8. Joaquín Martín Alcántara dijo:

    Veo que incluyes a Justo Alejo…. Menos mal que alguien se acordó de la voz de este sayagués antes de la edición que de su obra hizo la fundación Jorge Guillén… Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s