En legítima defensa (Antología Poetas ante la crisis)(Reseña)

20140419-124117.jpg

Las páginas que siguen son la antología que con nulo afecto dedicamos a los gestores de la “crisis”, nos dice A. Gamoneda en el prólogo.

A lo que añade: “dice Sartre que la poesía, al ser radicalmente subjetiva, no puede modificar circunstancias objetivas. Cierto e incierto. La poesía no puede modificar directamente la praxis financiera, pero su fuerza emocional y sensible sí puede intensificar las conciencias, propiciar la adopción de un pensamiento operativo. No se trata de denotaciones ideológicas o políticas; se trata de escribir desde el sufrimiento o ser solidarios con el sufrimiento.”

En la presente antología se recogen más de 220 voces diferentes, intergeneracionales, cuyo nexo común es recoger la poesía social, las voces críticas y la forma de reaccionar ante la crisis de la poesía contemporánea.

Entre ellos, dos Premios Cervantes (A. Gamoneda y J.M. Caballero Bonald) y varios Premios Nacionales (J.C. Mestre, O. García Valdés, Fca. Aguirre, J. Uceda, F. Grande), un elenco de poetas conocidos por su compromiso vital (E. Falcón, J. Riechmann, Á. Petisme,…) junto a algunos poetas inéditos.

He aquí una excelente muestra de reflexión y crítica, de solidaridad, de un sentir común, a través de la asamblea de poetas que Bartleby Ediciones ha reunido.

HUELGA PERSONAL (Isabel Bono)

contra la falta de imaginación
contra el dolor
contra la muerte

contra la vida
que no nos espera

ASAMBLEA (Juan Carlos Mestre)

Queridos compañeros carpinteros y ebanistas,
les traigo el saludo solidario de los metafísicos.
También para nosotros la situación se ha hecho insostenible,
los afiliados se niegan a seguir pagando sus cuotas.
A partir de este momento la lírica no existe,
con el permiso de ustedes la poesía
ha decidido dar por terminadas sus funciones este invierno.

No lo tomen a mal,
pero aún quisiéramos pedirles una cosa,
mis viejos camaradas amigos de los árboles
acuérdense de nosotros cuando canten La Internacional.

MÍNIMAS (Carmen Camacho)

Hay quienes llaman poner los pies en el suelo
a hincar la rodilla en tierra.

*
Escucho un ruido de monedas
cada vez que agitas la cabeza.

*
¿En qué inviertes tus latidos?(…)

COCODRILOS O FANTASMAS (Carlos Alcorta)

Más preocupado por si llovería
o no torrencialmente, como pronosticaban
los meteorólogos, impidiendo
que jugaran los dos grandes rivales
la final de copa, que por el incremento
del desempleo o por el deterioro
del sistema nacional de pensiones,
no puedes exigir de alguien así
una brizna de solidaridad
cuando le pones al corriente
de que un vecino del mismo portal
-de treinta y tantos años, casado, con dos hijos
menores, sin trabajo desde hace varios meses,
con su mujer enferma y una hipoteca
que no puede pagar- ha claudicado.

Pisará indiferente sobre la desteñida
mancha de sangre que resalta aún
en la acera, camino del despacho,
donde le esperan para rubricar
con su firma otros lanzamientos,
desahucios legales que da curso
sin pensarlo. Su equipo ha conquistado
el trofeo. Tiene enrojecidas
todavía las palmas de las manos
y un engomado deje a Montecristo
y ginebra en los labios. El verdugo
firma en la mesa de las condolencias,
como un envanecido propietario.
Toda su vida ha sido una preparación
para este instante. Tiene su conciencia
mandamientos transcritos a la medida, y el prójimo
es en ellos tan solo una entelequia,
un número en las fichas del juzgado.

Supongo que ya sabrás, lector amigo,
infame cómplice, que era a ti y a mí
a quienes estos versos estaban retratando.

(Viktor Gómez Ferrer)

hay fruta pocha en una bandeja de día-tarde-noche en
vigilia esperando llegará el tú a mi boca saborearemos
la manzana roja la uva la insurrección alteridad híbrida
¿quién de quién es un poema?¿de quién una idea un noso-
tros y su sonámbula música?¿y un abrazo extendido inaca-
bable?¿ de quién sino del que lo entregó del qué lo recibió
con tanto amor y destrucción? vivir desde otro vivir otro
arder otro compartir la fruta a la sazón el silencio esa fiebre
inaudita cuerpo otro a cuerpo esa fiebre tú-yo-nada placer
ruptura cena de los vínculos inconfesables ese otro poema
aquí-ahora saboreemos el níspero hasta escupir el hueso
¿solo lo escupido florecerá? en otra boca no hay menor
liberación

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escritores, Inaxio, Libros, Literatura, Poética, Poesía, Poetas, Reseñas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a En legítima defensa (Antología Poetas ante la crisis)(Reseña)

  1. isabel bono dijo:

    Una estupenda y muy necesaria antología. Por cierto, mi poema se titula “Huelga personal”. Gracias&Besos!

    • Sí, una antología que se echaba de menos. Ahora lo corrijo, entonces es el título que le han atribuido a Gsús Bonilla….Encantado de saludarte, Isabel. Recuerdo haberte saludado cuando viniste a escuchar a F.L. Chivite a Pamplona. Abrazos.

      • isabel bono dijo:

        Buena memoria! Recuerdo la lluvia y el haberme perdido llegando a Burlada. Qué buena lectura, y qué lejos ya. (Sí, al amigo Bonilla le han adjudicado el título de mi poema. no pasa nada 🙂 A ver si volvemos a coincidir! Besos!

  2. kika9601 dijo:

    Una vez más, ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s