Antes del silencio (José Viñals).

  

“Por las alas del poema, por los meandros espirituales del poema, por los senos ambiguos del poema, por su misterio sin orillas, por los actos sagrados de la vida”.

Testamentario.

Hímnico y sereno. Calmo y épico y dulce y sensato. De quien sabe que serán sus últimos versos. Como dice su hijo, el artista Gabriel Viñals, “ya sabía, también que lo llamaría Antes del silencio porque era su manera de ser grave, de ser solemne, de ritualizar la palabra hasta el punto de no retorno testimonial. También el de no hacer concesiones a sus ética ni a su estética comprometiéndose de palabra y acto”.

Los versos de José Viñals son una confesión, memoria poética y vital, además de la aceptación asertiva de que no habrá más mañana.

Sin oponer resistencia. En silencio y soledad, a pesar de estar rodeado de un cónclave familiar durante su escritura.

No hay mas paliativo que la escritura. El hombre muere cuando fallece el poeta que lo habita.

XII

 Desde donde se puede mirarse cara a cara; desde donde es posible una lectura présbita de tus sutiles meandros, copa delgada del silencio, copa de vino antiguo, abrir y cerrar de ojos de la vida, te consagró mis horas delicadas, mi escasa resistencia.

 Desde el lugar ambiguo en que juego a vivir en el olvido de las normas; desde el recinto oscuro del poema; desde la ley de leyes de las claudicaciones, en la sencillez conque mi mujer me sirve mi licor favorito, en esta hora de tristeza.

 Desde donde se angosta mi paladar amigo de festines, cuajado y denso de arcaicas elocuencias; desde donde se ensordecen las voces y las risas; desde cuando llevas, poeta, el pecho partido en dos mitades rancias de vida; desde que el sol es sol y la luna flor amortiguada del silencio nocturno; desde que lloras, hombrecito precario.

 Desde la soledad en la que pliegas tu paraguas sombrío; desde tu cara buena y tu sombra vencida; desde donde claudica la aritmética insustancial del verso; desde donde lavas y planchas los pañuelos amables de las despedidas; desde donde musitas simples verdades sin doble fondo, donde no hay dios para tu causa ni amor-amor para tus obstinadas disponibilidades municipales, te pregunto y me pregunto: ¿cuándo?

 Desconcertado como un ciego que ha perdido su perro, desde el sendero de las desolaciones, elijo la hora nona, la sorda de la calle, para mirar como si no mirara, sin ser visto en el enjambre de las visiones amistosas.

 La sombra se ha aquietado. La luz tiembla. Hay asidero aún para la sed y el hambre. Desde el silencio late todavía la música del ser, la vida misma. Desde el silencio y antes aún del último silencio, cierro las puertas de mi casa, clausuró las ventanas, abandono mi voluble cabeza a muy ligeras imaginaciones, sueño con pájaros de gargantas vacías, y acaso te entreveo sentada en el umbral esperando el carruaje de los siete caballos. Que sean negros los siete, no por nada, por puro esteticismo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escritores, Katakrak, Libros, Literatura, Poética, Poesía, Poetas, Reseñas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Antes del silencio (José Viñals).

  1. José Sebastián Viñals Correas, conocido como José Viñals (Corralito, Argentina, 23 de julio de 1930 — Málaga, España, 27 de noviembre de 2009), fue un escritor hispano-argentino que cultivó varios géneros: poesía, ensayo, cuento, novela y teatro.

    Era hijo de emigrantes españoles: su padre, José Viñals, era natural de Barcelona, mientras que su madre, Laureana Correas, era oriunda de Losar de la Vera. Siendo joven formó pareja con la artista del tapiz Martha Beatriz Guzmán, con la que contrajo matrimonio y a la que dedicó gran parte de su obra poética.

    Su carrera comenzó en la década de 1950, trasladándose a Buenos Aires y destacando en el mundo de la fotografía, el cine y el arte. Fue su primera obra poética, Entrevista con el pájaro (1969), la que le otorgó notoriedad entre la pos-vanguardia lírica de Latinoamérica.

    Residió en Bogotá durante dos años (1970-1972), etapa durante la cual escribió varios poemarios (Jaula para Juan y 72 Lecciones de Ignorancia), para regresar de nuevo a Argentina. Se estableció en España a partir de 1979, residiendo en varias ciudades como Madrid, Jaén, Torredonjimeno y Málaga, localidad donde falleció finalmente en 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s