Hojas secas mojadas (Isabel Bono)(Reseña).

  

“el silencio está sobrevalorado
Tengo ganas de que un pájaro rompa el cristal de la ventana y llene con mis gritos esta habitación.”

La poesía de Isabel Bono es una erótica del imaginismo. Un hogar que siempre deja encendido un fuego que nos ofrece luz y calor. Una luz otoñal y lluviosa. Un calor radial que abriga la piel.

“saber ganar

Porque perder ya sabemos desde siempre.”

Existe un horizonte donde la realidad se desgaja del sueño, lo encontraremos en los textos de Isabel. Aquí la onírica no ofrece respuestas y la realidad sólo es un cúmulo de obstáculos a esquivar.

“la argucia de lo falso

A veces somos capaces de creer que el frío acompaña. Afortunadamente a veces somos capaces de creer cualquier cosa.”

En cada sombra hay una luz, también en las ausencias que dejan los cuerpos. Hay luz y vida, y evocación en cada palabra porque “no da igual vivir o morir. Hay que vivir si estás vivo y correr si está lloviendo. Correr hacia la lluvia con nuestros mejores zapatos”.

Su poesía nos detiene en la inmovilidad del silencio. Aquí los versos se abren a nuestra imaginación.

“descartado

No te pienso, luego no existes.”

“el diálogo de las tazas

Me preguntas de qué hablan las cosas quietas a las diez de la mañana. Y la pregunta me duele. Y la respuesta me duele. Y la luz de las diez de la mañana me duele.”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escritores, Katakrak, Libros, Literatura, Navarra, Poética, Poesía, Poetas, Reseñas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hojas secas mojadas (Isabel Bono)(Reseña).

  1. “Manucho”, Manuel Mujica Láinez, sabía trasmitir el alma de los objetos, como nadie,y de las tazas diría que, me atrevo a sugerir, que guardan los sutiles secretos, pues sólo posarse intuyen lo cerca que estarían de atesorar para siempre las promesas, las debilidades y la cólera secreta que los labios cercas de las boquitas elegantes y las desdentadas, jamás se atreven a manchar con su leve cumplido, el leve carmín, o la salada saliva de su máscara lábil e inconsciente acabando, donde nunca se muere por cortesía. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s