Quien habla (José Fdez. de la Sota)(Ed. El Gallo de Oro).

POEMA DEL ESPEJO 
El poema no sirve de nada.

Espejo muerto de la nada -dijo-

un poeta hace mucho. Se llamaba

Josef Waskiewitz. Se llamaba

sin voz. No se encontraba. Hablaba

de lo que no sabía ni podía saber.

Sabía que nada sirve para nada

menos el poema, espejo roto, aguja

aguda de la nada. Todo empieza

y nada acaba porque todo cabe 

en el poema del espejo -dijo

Josef Waskiewitz hace mucho.

Entonces

cerró los ojos y empezó a escribir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escritores, Katakrak, Libros, Literatura, Poética, Poesía, Poetas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s