Tierra de fuego (Adam Zagajewski) (Acantilado).

VOSOTROS SOIS MIS HERMANOS SILENCIOSOS

Vosotros sois mis hermanos silenciosos,

muertos.

No os olvidaré nunca.

En viejas cartas veo huellas de vuestra letra,

que se encarama al extremo de la página

como un caracol por la pared de un psiquiátrico.

Direcciones, teléfonos que acampan

aún en mi agenda, esperan, dormitan.

Ayer estuve en París, vi centenares de turistas

cansados y helados. Pensé que se os parecían,

no pueden encontrar su lugar, vagan intranquilos.

Y creía que esto era muy fácil : ¡vivir!

Basta con un puñado de tierra, un barco, un nido, una prisión,

un poco de aire, unas gotas de sangre y nostalgia.

Vosotros sois mis maestros,

muertos.

No os olvidéis de mí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Katakrak, Libros, Literatura, Poética, Poesía, Poetas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s